18 Estén enterados e informados La escuela intermedia es la época cuando los padres necesitan estar más involucrados y más vigilantes. Un nuevo mundo se ha abierto al estudiante de esta escuela, y es cuando a menudo, están tentados a probar cosas nuevas. Estos consejos les ayudarán a asegurarse que sus hijos no se descarrilen. u Cuando sus hijos salen de casa, sepan dónde van, con quién van a estar y qué van a estar haciendo. Cuando sus hijos saben que ustedes están vigilándolos, estarán menos tentados de hacer cosas que no deben de hacer. u Hablen con los padres de los amigos de su hijo. Discutan horas de llegar a casa, el dormir fuera de casa y futuros eventos sociales. Los hijos dirán menos lo de “Todo el mundo puede hacerlo…” si saben que sus padres están hablando con otros padres. u Inviten a los amigos de sus hijos a casa y lleguen a conocerlos. Asimismo, esté disponible para llevarlos a las prácticas, actividades, eventos sociales, etc. Aprenderán mucho oyéndolos hablar. u Averigüen qué sucede en el centro comercial y otros sitios de encuentro. u Averigüen qué clase de música está escuchando, qué videos y progra- mas de TV está mirando y a qué juegos de video está jugando. También, entérense de dónde van en línea. Ellos quieren y necesitan una cierta cantidad de libertad, pero todavía necesitan que sus padres provean la pauta y los límites. u El alcohol, las drogas y el tabaco son temas con los que todos los padres tienen que enfrentarse de alguna manera. Manténganse informados de lo que pasa en su barrio y en su escuela. Hablen con su hijo sobre los peligros del alcohol, las drogas y el tabaco, y asegúrense de que sabe lo que ustedes piensan sobre estos temas. u Si tienen la sensación de que su hijo está implicado en una actividad que está mal o que le pueda hacer daño, escuchen sus instintos y actúen apropiadamente.