Page 1 Page 2 Page 3 Page 4 Page 5 Page 6 Page 7 Page 8 Page 9 Page 10 Page 11 Page 12 Page 13 Page 14 Page 15 Page 16 Page 17 Page 18 Page 19 Page 20 Page 21 Page 22 Page 23 Page 24 Page 25 Page 26 Page 27 Page 28 Page 29 Page 30 Page 31 Page 32 Page 33 Page 348 Fomenten un estilo de vida sana Con todos los cambios que están experimentando los estudiantes de la escuela intermedia, es muy importante que coman bien, hagan ejercicio y duer- man lo suficiente. Tengan en casa comida nutritiva, asegúrense de que su hijo hace algo físico de manera regular e insistan en que se acueste a una hora razonable. Ayuden a mejorar su habilidad de organización Con más profesores, más clases, más deberes y más actividades, los estu- diantes de la escuela intermedia necesitan desarrollar una mejor habilidad de organización. Cuando los estudiantes están organizados, reciben me- jores notas, están menos frustrados y tienen más tiempo para la familia y los amigos. Los estudiantes de la escuela intermedia a menudo necesitan ayuda para or- ganizarse. ¡Esta es un área en la que los padres pueden verdaderamente hacer una diferencia! Usen estas sugerencias para ayudarlos a estar mejor organi- zados. u Hagan que use una agenda de estudiantes, para mantenerse al tanto de sus tareas. Compruébenlo periódicamente para asegurarse de que lo está usando correctamente. u Asegúrense que su hijo tenga una carpeta, una de 3 agujeros o un cuaderno que esté claramente marcado para cada clase. Asimismo, que tenga un archivador en casa para los trabajos devueltos por el maestro, pruebas y exámenes. u Recuerden a su hijo que ponga sus papeles y deberes en el archivador o carpeta correspondiente. Los papeles sueltos no deben de meterse dentro de libros o en la mochila. Anímenle a limpiar su mochila y su armario escolar todas las semanas. u Ayuden a su hijo a organizar las tareas y darles prioridad. u Las tareas de gran envergadura pueden parecer abrumadores, y algunas veces el estudiante de la escuela intermedia necesita ayuda para calcular dónde empezar. Enséñenle a dividir deberes y proyectos grandes en tareas más manejables y más cortas. u Hagan que tenga todo listo para el día siguiente antes de acostarse todas las noches.