Page 1 Page 2 Page 3 Page 4 Page 5 Page 6 Page 7 Page 8 Page 9 Page 10 Page 11 Page 12 Page 13 Page 14 Page 15 Page 16 Page 17 Page 18 Page 19 Page 20 Page 21 Page 22 Page 23 Page 24 Page 25 Page 26 Page 27 Page 28 Page 29 Page 30 Page 31 Page 32 Page 33 Page 349 Ayuden con la administración del tiempo Para que los estudiantes puedan estar al día de sus deberes, sus actividades después de la escuela y sus responsabilidades en casa, los estudiantes nece- sitan poder manejar su tiempo con eficacia. Conversen con su hijo sobre el concepto de administración del tiempo y ayúdenle a comenzar a desarrollar buenas habilidades de administración del tiempo. La mayoría de los estudiantes de la escuela intermedia tienen una cantidad significante de tareas. Algunos estudiantes quieren hacer sus tareas inmedia- tamente después de la escuela. Otros prefieren tomarse un descanso y hacer- las más tarde. Ayuden a su hijo a determinar el mejor momento para hacer los deberes y anímenle a que permanezca con ese plan. Recuérdenle a su hijo también a usar cualquier “momento libre” durante el día escolar para empezar las tareas. Los estudiantes que usan el tiempo en clase sabiamente tienen mucho menos que hacer a la noche. Hagan que las tareas sean responsabilidad de su hijo Los estudiantes de la escuela intermedia deben ser responsables de mantenerse al tanto de sus tareas, completándolas de forma precisa y entregándolas a su debido tiempo. Desafortunadamente, no todos los estudiantes toman esta responsabilidad seriamente, como deberían. Cuando los estudiantes no hacen las tareas de forma rutinaria, los padres, a veces, se frustran y se disgustan. Por supuesto que estos estudiantes segu- ramente verán esta preocupación y las preguntas paternas como irritantes. Mientras que a los padres no les gusta discutir por las tareas, la mayoría no encuentran que deban simplemente observar sin hacer algo. En estas situaciones, es posible que los padres, sin quererlo, vuelvan el hacer las tareas su propio problema. Si su hijo no hace las tareas, primero hablen con él para asegurarse de que el trabajo no es demasiado difícil, o que no existe algún problema con la clase. Entonces, necesitan crear un plan en el que hacer las tareas se convierta en la responsabilidad de su hijo, y si no están hechas, es su problema. Por supuesto, que esto no es siempre fácil de hacer. En las páginas siguientes encontrarán ejemplos de cómo dos padres hicieron que las tareas fueran responsabilidad de su hijo.