Page 1 Page 2 Page 3 Page 4 Page 5 Page 6 Page 7 Page 8 Page 9 Page 10 Page 11 Page 12 Page 13 Page 14 Page 15 Page 16 Page 17 Page 18 Page 19 Page 20 Page 21 Page 22 Page 23 Page 24 Page 25 Page 26 Page 27 Page 28 Page 29 Page 30 Page 31 Page 32 Page 33 Page 3419 Comuníquense con su hijo Comunicarse con un estudiante de la escuela intermedia puede ser un verdadero reto. Cuando los padres preguntan “¿Cómo te ha ido en la escuela hoy?”, a menudo oyen “bien” o “aburrida”. Si los padres hacen más preguntas, sus hijos seguramente se preguntarán por qué están siendo interrogados. Pero comunicarse con los estudiantes de la escuela intermedia puede ser difícil, por ser tan importante, los padres necesitan hacer un mayor esfuerzo. Los consejos que figuran a continuación les ayudarán a comu- nicarse mejor y conectar con su hijo de la escuela intermedia. u El momento oportuno es importante. Estén disponibles cuando su hijo quiera hablarles. Igualmente, busquen momentos en los que pueda estar más abierto para conversar (después de llegar de la escuela, antes de acostarse, etc.). Un momento particularmente bueno para hablar es cuando van en el carro. Hay silencio, nadie puede irse, no necesita tener contacto visual y están pasando tiempo juntos de todas formas. u Díganle lo que ustedes quieren que haga (en vez de decirle lo que no quieren que haga). Por ejemplo, en vez de decir “No dejes la mochila en el suelo”, digan “Por favor, pon tu mochila en tu dormitorio”. u Hagan preguntas que requieran más de una palabra para contestar. En vez de “¿Cómo te ha ido en la escuela?” digan “Cuéntame cómo te ha ido hoy” o “¿De qué trata ese libro?” u Reserven tiempo para hacer actividades con ellos solos. Por lo general es más fácil hablar con estos estudiantes cuando están haciendo algo que les guste a los dos, como cocinar, ir de compras, ir de paseo, mirar un partido o salir a por un helado. Estas son todas formas excelentes de pasar tiempo de calidad con su hijo y facilitan excelentes oportunidades para conversar. u Sean muy específicos en sus comunicaciones. En vez de decir “Ven pronto a casa”, digan “Ven a casa a las 8:00”. No dejen las órdenes abiertas a interpretación.