Page 1 Page 2 Page 3 Page 4 Page 5 Page 6 Page 7 Page 8 Page 9 Page 10 Page 11 Page 12 Page 13 Page 14 Page 15 Page 16 Page 17 Page 18 Page 19 Page 20 Page 21 Page 22 Page 23 Page 24 Page 25 Page 26 Page 27 Page 28 Page 29 Page 30 Page 31 Page 32 Page 33 Page 3418 Si eres un estudiante cinestético, aprendes mejor cuando intervienes. Mué- vete cuando estudias, usa objetos cuando te sea posible, vuelve a escribir tus notas y actúa tus ideas. Por regla general, cuantos más sentidos y mayor variedad de métodos uses cuando estudias, más recordarás. William Glasser, un experto en el campo de la educación dijo: “Los estudiantes aprenden el 10% de lo que leen, el 20% de lo que oyen, el 30% de lo que ven, el 50% de lo que ven y oyen, el 70% de lo que discuten con otros, el 80% de lo que experimentan personalmente y el 95% de lo que enseñan a otros”. Organiza tu tiempo de estudio. u Antes de empezar a estudiar, haz un plan. Decide exactamente lo que quieres hacer y el orden en el que lo vas a hacer. u Si tienes mucho que hacer, da prioridad a tu trabajo para asegurarte de que tienes bastante tiempo para las cosas que son más importantes. u Concéntrate en una cosa a la vez. u Si tienes algo que parece abrumador, divídelo en partes más pequeñas. u Siempre programa más tiempo del que crees que necesitas. u Si tienes que aprender algo de memoria, trabaja en eso primero, repásalo otra vez al final de la sesión de estudio. u Haz las tareas difíciles primero mientras estás todavía en forma y alerta. u Alterna tipos de tareas (lee inglés, haz matemáticas, lee historia). u Aprende cuándo y cómo tomar descansos. Se ha hecho investigación que ha demostrado que los estudiantes aprenden más durante los primeros y los últimos diez minutos de una sesión de estudio. Después de estudiar 20–30 minutos, trata de descansar un poco (toma una bebida, levántate y estira las piernas, ve a dar un paseo). “Cuando estudio, me tomo descansos entre asignaturas”. Brad