Page 1 Page 2 Page 3 Page 4 Page 5 Page 6 Page 7 Page 8 Page 9 Page 10 Page 11 Page 12 Page 13 Page 14 Page 15 Page 16 Page 17 Page 18 Page 19 Page 20 Page 21 Page 22 Page 23 Page 24 Page 25 Page 26 Page 27 Page 28 Page 29 Page 30 Page 31 Page 32 Page 33 Page 3427 Sus hijos necesitan que ustedes estén interesados e involucrados en su progreso académico. Usando estos consejos les ayudará a asegurarse de que su hijo tenga éxito en la escuela. Demuestren interés. Asistan a todas las “casas abiertas” (open houses) y conferencias para padres. Obtendrán información valiosa y enviará a sus hijos el mensaje de que la escuela es importante. Entérense cuándo termina cada periodo de notas, y asegúrense de ver todos los informes de progreso y las tarjetas de notas. Si no ven un informe de progreso o tarjeta de notas, llamen a la escuela y pidan una copia inmedia- tamente. No asuman que alguien les llamará si hay un problema. Reconozcan esfuerzo y progreso extraordinarios, y demuestren interés en el trabajo de sus hijos. Esfuércense en reconocer cada éxito académico, aunque sea solo una buena nota en una prueba o en las tareas. Discutan las clases y establezcan metas. Siéntense con sus hijos al principio de un periodo de notas y ayúdenles a establecer metas académi- cas realistas para ese periodo. Sus hijos entenderán mejor cuáles son sus expectativas y, tener metas, dará a sus hijos una razón para trabajar. Al principio del periodo de notas, Sophia y sus padres deciden que ella es capaz de tener notas sobresalientes en matemáticas, estudios sociales, inglés, educación física y arte. Como Sophia encuentra el español y las ciencias algo más difíciles, deciden que estarían contentos si sacara una B en estas asignaturas. Desde luego, pueden ofrecer premios si se alcanzan las metas, y/o conse- cuencias si no se alcanzan. Los premios son particularmente buenos cuando quieran estimular el esfuerzo, comportamiento o asistencia. (Al final, tener éxito será suficiente recompensa.) Las consecuencias son más efectivas cuando son razonables y lógicas. Por ejemplo, una consecuencia razonable y lógica por llegar siempre tarde a la escuela es tener que acostarse más temprano. Nolesquitennuncaunaactividadpositiva(deportes,obrasdeteatro escolares, lecciones de música, exploradores) como consecuencia. Escuchen. Hablen con su hijo de lo que pasa en la escuela y sean buenos escuchas. Consejos para Padres