Page 1 Page 2 Page 3 Page 4 Page 5 Page 6 Page 7 Page 8 Page 9 Page 10 Page 11 Page 12 Page 13 Page 14 Page 15 Page 16 Page 17 Page 18 Page 19 Page 20 Page 21 Page 22 Page 23 Page 24 Page 25 Page 26 Page 27 Page 28 Page 29 Page 30 Page 31 Page 32 Page 33 Page 3429 Si a su hijo no le va bien en la escuela, entérense del por qué. La mayoría de los estudiantes que no van bien en la escuela se sienten como fracasados. Están frustrados, descorazonados y a veces, de mal genio. La actitud de “No me importa” que demuestran es, a menudo, un mecanismo de defensa. Es importante para estos estudiantes que sepan que sus padres no se han dado por vencidos con ellos. También deben de saber que sus padres están interesados, les apoyan y están dispuestos a dedicar tiempo para ayudarle a tener más éxito en la escuela. A los estudiantes que no les va bien en la escuela tienen, generalmente, problemas en una o más áreas de las siguientes: Asistencia – Es extremadamente importante que los estudiantes lleguen puntuales todos los días. A menos que, verdaderamente, un niño esté en- fermo, necesita estar en la escuela. La asistencia es el factor número uno para tener éxito en la escuela. Cursos Adecuados – No podemos esperar que los estudiantes tengan buenas notas si están en una clase que no deben. Si alguno de los cursos de su hijo es demasiado difícil o demasiado fácil, llamen al consejero de la escuela. Si creen que su hijo tendrá más éxito en un programa en el que use las manos, pregunten al consejero si se ofrece tal programa. Responsabilidad – Es humano el querer hacer menos cuando no nos hacen responsables. ¿Con qué seriedad se tomarían el trabajo la mayoría de los trabajadores si supieran que su jefe nunca sabrá cuántos días se ausentaron o trabajaron? Su hijo necesita saber que ustedes estarán vigilando su progreso académico durante el año, que los éxitos serán reconocidos y que se percatarán de los malos trabajos. Su hijo necesita saber también que ustedes serán consis- tentes en su interés. Alcohol/Drogas – Los estudiantes que abusan del alcohol y/o las drogas están a veces distraídos hasta tal punto que afecta su rendimiento escolar. Si saben o sospechan que su hijo bebe o consume drogas, háblenle sobre ello. Si necesita información o consejo, hablen con su médico o el consejero de la escuela. Les pueden ayudar. Si creen que hay otras causas por las que a su hijo no le va bien en la escuela, haganunacitaparaver al consejerode su hijo. Reconocerquehayunproblema es el primer y más importante paso para encontrar la solución.