12 Los estudiantes de secundaria necesitan que sus padres estén inte- resados e involucrados en su progreso académico. Faciliten un buen lugar de estudio y útiles escolares Asegúrese de que su hijo tenga los útiles escolares que necesite: reloj desper- tador, una mochila, carpetas (fólders), cuadernos, una agenda extendida (para escritorio), plumas y lápices. Los estudiantes necesitan un lugar de estudio que esté tranquilo, bien iluminado y cómodo. Debe de tener una superficie para escribir y estar equipado con papel, lápices y plumas, calculadora, dic- cionario, etc. Ayuden a su hijo a fijarse metas Al principio de cada periodo de notas, ayuden a su hijo a determinar qué nota debe de poder sacar en cada asignatura. Fijando metas realistas le de- jará saber a su hijo cuáles son sus expectativas y le dará algo específico en qué trabajar. Usen recompensas y consecuencias La oferta de una recompensa por un logro específico puede ser muy motivador para algunos estudiantes. Trate de usar una recompensa cuando quieran ani- mar a un cambio en asistencia, esfuerzo o comporta- miento. Eventualmente, solamente hacerlo bien será su propia recompensa. En cuanto a consecuencias, los estudiantes deben de entender que, en la es- cuela y en la vida, hay consecuencias por un rendimiento y comportamiento malos. Las consecuencias son más efectivas cuando son razonables y lógi- cas. Por ejemplo, una consecuencia razonable y lógica por llegar tarde a la escuela de rutina es modificar el horario de la noche (p.ej., suprimir la T.V., la computadora o las llamadas telefónicas después de las 9:30 p.m.). Para la mayoría de los estudiantes, la aprobación de los padres sigue siendo muy importante. Traten de esforzarse en reconocer el esfuerzo y cada éxito académico, aunque solo sea una buena nota en un examen. Ayuden a su Hijo a Tener Éxito