Page 1 Page 2 Page 3 Page 4 Page 5 Page 6 Page 7 Page 8 Page 9 Page 10 Page 11 Page 12 Page 13 Page 14 Page 15 Page 16 Page 17 Page 18 Page 19 Page 20 Page 21 Page 22 Page 23 Page 24 Page 25 Page 26 Page 27 Page 28 Page 29 Page 30 Page 31 Page 32 Page 33 Page 3414 Ayuden con la administración del tiempo Los estudiantes de secundaria tienen gran cantidad de tareas. Muchos también tienen actividades extracurriculares, trabajos a tiempo parcial y responsabilidades en casa. Para que los estudiantes de secundaria puedan manejar su trabajo escolar, actividades y otras responsabilidades, necesitan desarrollar la habilidad de administrar bien su tiempo. Hablen con su hijo sobre la importancia de administrar el tiempo y anímenle a usar cualquier tiempo libre que tenga en la escuela durante el día para empezar sus deberes. Anímenle también a tener la costumbre de crear un plan de estudio. Aunque es bueno que los estudiantes tengan un horario establecido para estudiar todos los días, muchos estudiantes tienen deportes y otras activi- dades que también deben realizar. Lo importante es que los estudiantes desarrollen un plan de estudio que les funcione. Traten con las tareas eficazmente Los estudiantes de secundaria tienen que ser responsables de saber las tareas que tienen que hacer, completarlas con exactitud y entregarlas a tiempo. Desde luego, no todos los estudiantes se toman esta responsabilidad tan seriamente como debieran. Cuando los estudiantes, de rutina, no hacen las tareas, los padres se frustran y se enfadan. Desafortunadamente, muchos estudiantes ven la preocu- pación o las preguntas de los padres como molestia. Aunque los padres no quieren discutir sobre las tareas, la mayoría no creen que deben de observar y no hacer nada. En estas situaciones, es posible que los padres, sin querer, hagan de completar las tareas un problema suyo. Si su hijo no hace las tareas, tienen que hablar con él para asegurarse de que las tareas no son demasiado difíciles o que no haya otro problema con la clase. Necesitan hacer un plan en que las tareas sean la responsabilidad de él, y que si no las hace, es también problema suyo. En la página siguiente encontrarán un ejemplo de cómo un padre hizo que las tareas fueran responsabilidad del estudiante.