Page 1 Page 2 Page 3 Page 4 Page 5 Page 6 Page 7 Page 8 Page 9 Page 10 Page 11 Page 12 Page 13 Page 14 Page 15 Page 16 Page 17 Page 18 Page 19 Page 20 Page 21 Page 22 Page 23 Page 24 Page 25 Page 26 Page 27 Page 28 Page 29 Page 30 Page 31 Page 32 Page 33 Page 3417 Estén al tanto e informado Muchos adolescentes experimentan la bebida y/o el tabaco. Desafortuna- damente, las drogas son también muy fáciles de obtener para los jóvenes. Asegurense de mantener sus medicinas recetadas en un lugar seguro, y busquen la oportunidad de hablar acerca de los peligros del alcohol, tabaco y el uso de drogas. Una conversación no es suficiente. Aun cuando muchos padres no entiendan la tecnología que sus hijos utilizan, necesitan enterarse de cómo y para qué sus hijos usan las computadoras y los móviles. Vigile cómo usa su hijo el Internet y el celular y use programas de control para los padres con el fin de ayudar a mantener seguro a su hijo. Conozcan a los amigos de su hijo, sepan lo que hace y adónde va. Si uste- des creyeran que su hijo estuviera involucrado en una actividad que fuera mala o dañina, escuchen sus instintos y tomen acción. Fijen límites Los adolescentes necesitan saber que tienen un padre/madre que tiene reglas y límites fijos. También necesitan saber que se les hará responsables de sus acciones y su conducta. Aunque los jóvenes se quejan a menudo de las reglas y restricciones de sus padres, el saber que tienen un padre/madre que se preocupa de que sigan el buen camino, les da un sentido de segu- ridad muy necesario. Sea un buen modelo En el mundo veloz de hoy, los niños se ven abrumados con mensajes de diversas fuentes. Los mensajes que los jóvenes escuchan más son los que les dan sus padres. Sepan que sus palabras y acciones tienen una influen- cia tremenda en la manera que sus hijos ven y actúan con el mundo que les rodea. “Estudios demuestran que los estudiantes de familias que comen juntas cumplen mejor en la escuela y tienen menor probabilidad de meterse en problemas. La comida es una gran oportunidad para reconectar y hablar sobre las actividades del día”. Carolyn Hall, consejera