5 Programa de clases Los estudiantes, generalmente, escogen sus cursos para el año siguiente en la primavera. Antes de esco- gerlos, necesitan investigar y considerar cuidadosa- mente todas las opciones de cursos. Para ayudar a su hijo a escoger sus cursos para el año siguiente, miren la lista de cursos disponibles y lean su descripción. Asegúrense de que su hijo se matricu- la en los cursos que son requeridos para graduarse y de que escoge los cursos electivos más apropiados. Si tienen alguna pregunta, llamen al consejero de su hijo. No asuman, simplemente, que podrán cambiar una clase más tarde. Una vez que el programa está hecho, puede ser difícil cambiar una clase. Reglas de la escuela / Código de conducta Para proveer una atmósfera segura a los estudiantes que les anime a apren- der, las escuelas necesitan tener reglas referentes a la conducta y compor- tamiento de los estudiantes. La mayoría de los estudiantes entienden que las reglas son necesarias y las siguen. Para los estudiantes que no siguen las reglas, hay consecuencias. Las consecuencias pueden ir desde detención a expulsión. La severidad generalmente depende de la severidad de la ofensa y el historial del es- tudiante implicado. Mientras que las reglas varían de escuela a escuela, ninguna escuela permite armas, drogas, fumar, intimidación, alcohol o acoso Intimidación La intimidación puede ser un problema en la escuela secundaria. Hablen con su hijo sobre lo que debe de hacer si es testigo u oye hablar de un estu- diante que esté siendo intimidado. Si su hijo se queja de que un estudiante le esté intimidando o acosándole, averigüen exactamente lo que ha pasado y, entonces, hablen con el consejero o el director. A veces los estudiantes tienen miedo de decirles a sus padres que les están intimidando o que son víctimas de ciberintimidación. Si su hijo, de repente, no quiere ir a la escuela, pregúntenle si alguien le está causando problemas en la escuela o en línea. “Muy a menudo nos centramos en lo negativo: la nota baja o la asigna- tura que necesita trabajo. Necesitamos pasar más tiempo identificando y desarrollando los puntos fuertes y talentos de nuestros estudiantes”. Andy Royer, Consejera